Now Reading
Fallece destacada poetisa cubana Fina García Marruz

Fallece destacada poetisa cubana Fina García Marruz

fina-garcía-marruz-cubasi

La destacada poetisa cubana Fina García Marruz falleció este lunes en La Habana a la edad de 99 años.

Mediante el Noticiero de la Televisión Cubana, el Ministerio de Cultura dio la lamentable noticia de la muerte de Fina García Marruz, una de las voces más sobresalientes de la poesía hispanoamericana.

Josefina García-Marruz Badia, su verdadero nombre, nació en 1923, y mereció la Orden José Martí y el Premio Nacional de Literatura de Cuba.

Además, le fue otorgada la medalla Alejo Carpentier y la orden Félix Varela.

Había recibido igualmente el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

En su cuenta en Twitter, la Unión de Escritores de Cuba (UNEAC) escribió:

“La Premio Nacional de Literatura, Premio Pablo Neruda y Reina Sofía de Poesía Iberoamericana es una pérdida irreparable para la cultura cubana”.

En las próximas horas se ofrecerán detalles del homenaje que le tributará la Cultura y el pueblo de Cuba.

Cartelera lamenta profundamente la noticia y transmite condolencias a familiares y amigos. Nuestra revista comparte uno de los poemas de Fina García Marruz.

See Also
Pablo Milanés-homenaje-2022

Del tiempo largo

A veces, en raros
instantes, se abre, talud
real y enorme, el tiempo
transcurrido.
Y no es entonces
breve el tiempo. Como el pájaro
al elevarse abarca con sus alas
un diminuto pueblo o costerío,
la inmensidad de lo vivido arrecia,
y se mira remoto el ayer próximo,
en que el pico ávido bajaba
en busca de alimento.
¡Qué eternidad
de soles ya vividos! ¡Y qué completa
ausencia de nostalgia! Para crecer
se vive. Para nacer de nuevo
y rehacer la mala copia original.
Para crecer, se sufre. No se quiere
volver atrás, ni tan siquiera al tiempo
rumoreante de la juventud.
Que no para que el rostro
luzca lozano y terso se ha vivido.
No para atraer por siempre con el fuego
de la mirada, no con el alma en vilo,
por siempre se ha de estar.
De cierto modo
la juventud es también como una cierta
decrepitud: un ser informe,
larva, debatíase, qué peligrosamente
amenazado. Se vivió. se salió,
quién sabe cómo, del hueco,
de la trampa:
valió el otro
del bosque de la vida, el pleno encanto
de los claros del sol entre lo umbrío
para pagar su precio: lo tanto
costó poco; poco el sufrir inmenso
para esta dádiva: al rostro
orne la arruga como el pecho la cinta coloreada
de un guerrero
o como al niño la medalla premia
por la humilde labor.
Como el avaro
el peso de un tesoro, encorva
la espalda anciana el peso
del vivir.
Mas ya, arriba,
a la salida, ya, se mira
hacia atrás sonriendo, renacido,
como agrietada cáscara el polluelo,
ya se van desligando las amarras,
del extraño navío, y como novio trémulo
locamente lo incierto hace señales.

costó dolor, muerte costó, la vida.
Y al tiempo, breve o largo, siempre corto,
como el relámpago del amor, se le mira
ya sin recelo ni amargura
como a las heridas de la mano, en el arduo
aprender de su oficio,
contempla el aprendiz.

Bella es toda partida.

En video, entrevista a Cintio Vitier y Fina García Marruz

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top