Now Reading
La biblioteca que Eusebio soñó para los niños

La biblioteca que Eusebio soñó para los niños

Biblioteca-Infantil-Antonio-Bachiller-y-Morales

Un espacio en el corazón de la capital cubana trabaja para que los niños descubran el placer de la lectura.

Es un espacio joven pero de demostrada utilidad. Ubicada en un popular barrio de la capital, la Biblioteca Infantil Antonio Bachiller y Morales es un sueño hecho realidad. Desde su quehacer honra al ilustre habanero patriarca de las letras cubanas.

Este centro cultural, que se debe a la iniciativa de Eusebio Leal y al esfuerzo de la Oficina del Historiador, está consagrado a la infancia. Pensada para niños desde los primeros meses de nacidos hasta los 11 años, alberga espacios diseñados para estas edades.

Una bebeteca en la Biblioteca Infantil

Los salones de la Biblioteca Infantil permiten que sus visitantes se agrupen por edades. Una bebeteca se destina para los más chicos, con luces y sonidos que estimulan su desarrollo. Los niños discapacitados tienen su propio espacio y hasta los padres pueden acceder a los salones multifuncionales capaces de convertirse en un teatro o en salas de proyecciones. Completan la instalación una ludoteca y una mediateca con libros en 3D.

Logo de la  Biblioteca Infantil Antonio Bachiller y Morales

A la vez, el programa de actividades de la Biblioteca Infantil Antonio Bachiller y Morales constituye una invitación a leer, para aprender y disfrutar con ello. Busca elevar la calidad de vida de los más pequeños por medio del disfrute de las bellas letras así como adiestrarlos en el uso y promoción de las colecciones bibliográficas.

See Also
Ballet Carmen. Compañía Nacional de Danza (España). Foto Jesús Vallinas

Portada de un libro de la Biblioteca Infantil Antonio Bachiller y Morales
Foto tomada del Facebook de la Institución

Los talleres de manualidades, inteligencia emocional, lectura y patrimonio son muy esperados por los infantes que acuden a la Biblioteca. En especial el intercambio con especialistas de otros museos, les despierta el interés por conocer las ricas colecciones que también alberga el entorno citadino. 

En tiempos de pandemia, sus puertas están cerradas al público pero no al conocimiento. Sus especialistas se valen de las redes sociales para ejercer su influencia educativa. Desde la página de Facebook de la Biblioteca se apoyan las teleclases, se incentiva a la indagación mediante la lectura, fomentan valores y el amor a la historia patria. Junto a otras instituciones de la Oficina del Historiador, la Biblioteca Infantil Antonio Bachiller y Morales, se suma a la tradicional Fiesta del Libro Infantil en las Aulas del Museo. Hasta el próximo 4 de abril su programa de actividades estará dedicado al planeta Tierra y al cuidado del Medio Ambiente.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top