Now Reading
Un brindis por la memoria

Un brindis por la memoria

bartender-mujer-sirviendo-un-trago-azul-en-barra

La historia de un país contada por sus bebidas 

Al cantinero José Rafa Malem le tocó, como se dice popularmente, “bailar con la fea” cuando daba sus primeros pasos como barman. Cuba pasaba por lo que hoy llamamos “la ley seca de los ´70”, con su consecuente escasez de bebidas y centros nocturnos.

José Rafa Malem, Bartender sirviendo un trago
José Rafa Malem

Sin embargo, el entonces joven bartender supo convertir el revés en victoria. Aprendió del saber empírico de los veteranos del giro, recopiló recetas, anécdotas y fechas que terminarían en el libro Un brindis por mi Habana. Y resulta esta una de las novedades que pone a la venta Ediciones Cubanas.

Portada del Libro, Un brindis por mi Habana
Portada del Libro, Un Brindis por mi Habana

Aunque su propósito es en apariencia sencillo, Un brindis por mi Habana termina por convertirse en una Historia de Cuba contada por sus bebidas. Su  objetivo es dejar un registro lo más amplio posible de los locales asociados a la venta de alcohol en la capital desde finales del siglo XIX y hasta la década de 1960.

Un brindis por mi Habana explica giros imprescindibles en el decursar de la nación como la llegada de los conquistadores españoles y, con ellos, el vino. También la introducción de la mano de obra esclava, que comenzaría la producción artesanal del aguardiente de caña. 

Bar de la Habana
Joe´s Bar

Incluye la toma de La Habana por los ingleses, quienes traerían las primeras cervezas, o la intervención militar de E.U.A, de donde vendría la Coca-Cola para preparar el Cuba Libre. Un brindis por mi Habana expone estos hechos con buen poder de síntesis y a la vez, con todo el detalle y rigor de una investigación histórica.

See Also
festival-cine-gibara

Un brindis por mi Habana también mira al futuro

Logo de la Asociación de Cantineros de Cuba

Rafa Malem le pone rostro a esa labor muchas veces anónima del barman. Además, destaca el papel de confraternidad que ha jugado la Asociación de Cantineros de Cuba. A través de esa institución se han preservado recetas de cócteles típicos de nuestro país que quedan recopiladas en Un brindis por mi Habana. También fotos de los hoteles, casinos y sociedades que alojaron en su interior a algunos de los bares más famosos de la ciudad.

A pesar de hacer una revisitación del pasado, este bartender devenido ensayista convida a trabajar para el futuro. Insta a transmitir el legado de una profesión que ha ideado cócteles originales convertidos en un sello de cubanía reconocible en el mundo.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top